Presidente cubano asiste a balance anual de ministerios de Comunicaciones, Ciencia y Comercio Interior

Fecha: 
Martes, Febrero 19, 2019

Han demostrado que el proceso de informatización de la sociedad no era una simple consigna», expresó, mirando a lo hecho en 2018, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, durante el balance anual del Ministerio de Comunicaciones (Mincom), que tuvo lugar en la mañana de este lunes en la sede de ese organismo.

«Estamos totalmente claros, valoró el mandatario, de que aquí hay una coherencia entre las problemáticas, los retos y desafíos, y el análisis que ustedes han hecho con objetividad, con sentido autocrítico, y también con la manera en que han establecido un conjunto de prioridades».

De intenso, y con un cierre en el cual se ha hecho sentir el espíritu de la satisfacción, caracterizó el Jefe de Estado al 2018 vivido por el Mincom. Compartió sus palabras luego de que, en varias voces, se escucharan análisis sobre las fortalezas y los desafíos de un sector tipificado por el Presidente como de mucha importancia para Cuba, cuyo impacto futuro, dijo, será sustancial en la vida económica del país, y por consiguiente en la vida de cada ciudadano.

La antesala de las reflexiones de Díaz-Canel fue el balance, rico en datos y en conceptos, vivido por directivos y trabajadores del Ministerio en un encuentro que contó con la asistencia de los miembros del Buró Político Mercedes López Acea, integrante del Secretariado del Comité Central del Partido, y Ulises Guilarte De Nacimiento, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba, así como Jorge Luis Perdomo Di-Lella, ministro de Comunicaciones, representantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y del Ministerio del Interior, de otras instituciones y organismos, entre otros invitados.

En un repaso de lo realizado durante el año recién concluido, se hizo alusión, entre otras realidades, a que el 90 por ciento de trabajadores y estudiantes del ámbito universitario tienen acceso a internet; a que constituye una prioridad de trabajo avanzar en la transición de la televisión analógica a la digital, así como dar pasos rumbo a la tecnología celular 4G, y seguir robusteciendo la defensa del ciberespacio nacional.

El 2018 fue el lapso de seguir avanzando en el uso de las redes sociales —con el creciente posicionamiento de los contenidos en defensa de la Revolución—; fue la etapa de actualización de la estrategia comunicacional del Ministerio, de aprobar un plan de acción en aras de perfeccionar cinco subprogramas de políticas para los dirigentes, y de cumplir con los objetivos de participación en los eventos internacionales.

Perdomo Di-Lella hizo referencia al desarrollo de la infraestructura y los servicios públicos de las telecomunicaciones: entre otros datos, subrayó que la conectividad institucional creció en más del 21 por ciento durante el año analizado, y que la telefonía móvil experimentó un crecimiento del 17 por ciento.

Igualmente, destacó que 2018 fue el año de lograr que cada Gobierno territorial, y cada Organismo de la Administración Central del Estado (OACE) tuviesen su portal electrónico; fue la etapa de atender, además, a las organizaciones sociales en el propósito de que todas se integren a la informatización del país; y fue el año de seguir haciendo por la mejoría de los trabajadores del Ministerio, empeño en el cual, afirmó Perdomo Di-Lella, se puede avanzar mucho más.

Entre otros conceptos, el titular de Comunicaciones destacó la necesidad de llegar, en el camino de solucionar problemas, hasta el final. Habló de trabajar con optimismo; de acrecentar la capacidad exportadora; de hacer las cosas siempre pensando en ayudar a la economía del país; de dar la batalla al enemigo que usa las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones para la subversión político-ideológica; de pensar bien el contenido que se pone en las redes.

Finalmente enfatizó que estar conscientes de que las prioridades de trabajo del Ministerio constituyen un objetivo estratégico del país, es motivo de compromiso y orgullo.